XXVII GEDEC: Integrándonos

El XXVII GEDEC se realizó del 7 al 10 de febrero en el colegio Marín en San Isidro. Coordinado por Inés Ordoñez de Lanús, el encuentro reunió a más de 290 personas -entre participantes y voluntarios- bajo el lema “Integrándonos”.

Desde hace 27 años, el GEDEC convoca a catequistas, agentes de pastoral, docentes, sacerdotes, religiosas y laicos, de diferentes lugares de nuestro país. En esta edición, fueron invitadas también las personas de nuestra comunidad. Estuvieron representadas 30 diócesis de la Argentina, a través de participantes provenientes de Jujuy, Salta, Tucumán, Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Buenos Aires y CABA.

¡Bienvenidos al XXVII GEDEC!

Como cada mes de febrero, el GEDEC marcó el inicio del año, y delineó el rumbo que, como comunidad, queremos transitar en 2019.

El encuentro de la Samaritana con Jesús en el pozo inspiró las meditaciones de los cuatro días, invitándonos a adentrarnos en el Camino al Corazón, y recorrer juntos la tercera etapa: Integrándonos.

Esta etapa nos convoca a transitar las etapas de nuestra interioridad, derribando las murallas que nos dividen, nos desintegran. Jesús que también experimentó el cansancio y la sed, nos espera en el pozo, y se ofrece como Agua Viva, para calmar nuestra sed de algo distinto”.

Con este objetivo, este GEDEC ofreció una modalidad diferente a lo que venía sucediendo. En vez de realizarse en una casa de retiros, los participantes del XXVII GEDEC fueron recibidos en las casas de familias de nuestra comunidad. Una experiencia muy valiosa y valorada por los huéspedes y los hospederos.

Gracias, gracias…

Damos gracias, Señor, por esta oportunidad de encontrarnos y comenzar el año renovando juntos nuestra decisión de crecer en nuestra unión con Dios. Agradecemos al maravilloso equipo de acompañantes y voluntarios por su entrega y servicio. ¡Gracias muy especialmente a los hospederos de nuestra comunidad que recibieron en sus casas a los participantes del GEDEC, gracias a unos y otros por permitirnos experimentar una verdadera integración!

Un agradecimiento también a las empresas y personas de la Comunidad que generosamente nos apoyaron a través de la campaña de Becas, y a la institución alemana Ayuda a la Iglesia que Sufre (AIS), por acompañarnos una vez más con su apoyo económico. ¡Todos ellos hicieron posible la realización del GEDEC!

Participantes, voluntarios y hospederos comparten su experiencia del XXVII GEDEC

Primera meditación de Inés Ordoñez de Lanús, acerca del Camino al Corazón
Junto a la Samaritana, nos acercamos al pozo de nuestra vida
¡Danos de beber tu Agua Viva, Señor!
Integrándonos