Estuvimos compartiendo con los jóvenes

De las parroquias de Vitacura.

El sábado 30 de septiembre, 42 jóvenes vivieron una mañana diferente al asistir a un retiro de fuego, guiados por Tere Vial, Loly Menéndez, Mait Gerbaud, y Hellen Illanes, acompañantes del Centro de Espiritualidad Santa María.
Los jóvenes participaron de dinámicas y momentos de oración y silencio. Para Hellen lo más profundo y emocionante se vivió en esos momentos de oración, durante ese día de lluvia y en un lugar que invitaba al silencio y recogimiento.
El retiro terminó con una misa, celebrada por el Padre Osvaldo de Castro y con un grupo de jóvenes muy contentos y agradecidos de la experiencia vivida.