Encuentros presenciales de DIME: experiencia fuerte de comunidad

En esta segunda parte del año, comenzaron los primeros encuentros presenciales de la Diplomatura en el Ministerio de la Escucha (DIME) en Junín, Necochea, Pehuajó, Realicó (La Pampa), Buenos Aires y Santa Fe.

Los que recorremos el camino al corazón sabemos que una parte muy importante de este trayecto tiene que ver con la experiencia de encuentro, el abrazo, la mirada. Y esto está presente en todas las actividades y programas que ofrecemos. Por esto, la propuesta de la formación en el Ministerio de la Escucha (DIME) contiene una parte a distancia y otra de participación presencial, que comprende los Retiros Contemplativos y los Talleres de integración, talleres corporales y de Escucha. Ambas instancias se completan y complementan entre sí. 

“En los encuentros presenciales se aprende a compartir de otra manera: se ve el rostro, la presencia, la comunidad que me recibe”-explica Marcela Ferro, secretaria académica de DIME. “Y esto nos ofrece una experiencia diferente, enriquecedora, una experiencia fuerte de comunidad que escucha, contiene, comparte el pan de los corazones y aprende a escuchar desde el corazón”, añade.

Compartimos algunos testimonios de quienes vivieron esta experiencia: 

Me encontré con un grupo maravilloso, muy dispuesto a compartir la vida desde el primer momento. Y dos talleristas que a pesar de haber viajado tantos kilómetros, se entregaron por entero: nos escucharon, nos abrazaron, nos mimaron. Compartimos la vida: lágrimas y risas. Y también compartimos a Jesús presente en medio nuestro. ¡¡Qué lindo poder vivir la comunidad!! ¡Cómo cambia cuando bajamos la guardia y nos vemos con otros ojos porque hablamos de corazón a corazón!

Victoria

 

Una experiencia profunda de encuentro con Dios y con todas las personas que allí estuvieron.Fue la experiencia del Silencio, la Escucha y la Acogida sin ninguna duda. Cada uno caminó hacia su propio corazón.

Maria Alejandra

 

Estoy feliz de haberme encontrado con esta hermosa comunidad, con esta rica y profunda espiritualidad y mucho más aun de poder compartirla con estas maravillosas personas.

Guillermo

 

Reinó la alegría, la tranquilidad, se vivieron momentos muy intensos de oraciòn y compartida, y hubo un clima de apertura y disponibilidad de corazón de ambas partes, de darnos y de recibir.

Esta experiencia fue de mucha riqueza para nuestro crecimiento y formación.

Sonia

 

En lo próximos días se realizarán nuevos presenciales en Tandil, Río Gallegos, Buenos Aires y Salta. Seguramente seguiremos compartiendo con todos los “ecos” que resuenen a partir de estos encuentros tan ricos y fecundos.