Carta de Inés Ordoñez de Lanús: Frutos de Misericordia en este Adviento

slider_adviento_2014Mis queridos amigos:

Terminamos de vivir el Jubileo de la Misericordia, y nos disponemos a comenzar un nuevo año litúrgico.

Los invito a que se pregunten y compartan en familia:
¿Cómo vivimos el Año de la Misericordia? ¿Qué frutos de Misericordia celebramos en nuestra vida?
¿Cuál es el gesto de Misericordia que realizamos juntos? ¿Cuál es el que todavía queremos realizar?
¿Cómo vivimos en familia el perdón y la reconciliación? ¿Hay algo que queremos seguir trabajando?
¿Qué queremos ofrecerle al Niño Dios al terminar este año?
¿Qué es lo que queremos “regalarle” a cada uno de los miembros de la familia/comunidad?
¿Qué es lo que necesitamos que el Niño Dios nos regale?

Este domingo es el Primer Domingo de Adviento. ¡Un tiempo tan lindo para celebrar en familia el año que termina y el nuevo que comienza! Cuatro semanas que nos preparan para la Navidad. Cuatro semanas muy importantes… en las que por lo general estamos corriendo, agitados e inquietos por tantas cosas…
Les propongo que se tomen un tiempo y ¡PAREN! Y dejen resonar en sus familias la Misericordia de Dios que celebramos en el Jubileo, unidos a toda la Iglesia.

De la mano de María del SEA, los invito a reunirse para evaluar este año que termina y a compartir cómo queremos comenzar el año que comienza este domingo. 

Con todo mi cariño,

Inés