Como el buen samaritano… en las duchas Santa Verónica

Por Anita Ahumada Santamarina – Responsable área de Misión San Francisco
 
El sábado 1º de julio se realizó una jornada en las duchas de Santa Verónica en Martínez con 35 hombres en situación de calle. Con el párroco, Agustín Pollitzer, y seis Acompañantes Espirituales trabajamos la parábola del Buen Samaritano. Fue conmovedor ponerle el cuerpo a este Evangelio, con personas que están heridas y literalmente “tiradas al costado del camino”.
Empezamos con el testimonio de una Acompañante sobre su infierno con el alcohol, situación muy frecuente entre ellos. Luego, el Padre Agustín analizó la parábola y, divididos en grupos con un Acompañante, compartieron cuándo se habían sentido medio muertos e ignorados por los que pasan a su lado sin mirarlos; y quiénes los habían rescatado en algún momento en sus vidas. Impresionantes las compartidas a corazón abierto de estas personas tan lastimadas!!!
Compartimos una merienda en un día de sol maravilloso y luego miramos un video del Papa que les gustó tanto que lo repetimos 3 veces!!!
Terminamos con el gesto de ser rescatados por “un buen samaritano”: ubicados en la capilla como “tirados al borde del camino”, los acompañantes fueron dándoles la mano y contención para ir poniéndolos de pie y luego caminar hacia el altar donde cada uno pudo compartir en una frase qué se llevaba de la jornada: “Qué alegría, esta es la Iglesia que necesitamos”; “vine con el corazón endurecido y me voy habiendo roto una coraza”, fueron algunos de los testimonios compartidos.
Fue una alegría inmensa, un regalo que superó totalmente nuestras expectativas.
 
Buenos Aires, julio 2017